Se sitúe a la persona humana como la protagonista de la sociedad, a la familia como núcleo fundamental y a los cuerpos intermedios como los motores del desarrollo del país.

Se establezca que, en Chile, el Estado está al servicio de la persona humana, su familia y los cuerpos intermedios; debiendo operar de forma solidaria o subsidiaria, según éstos lo requieran.

Se reconozca como rol del Estado, la obligación de crear las condiciones necesarias para el mayor desarrollo material y espiritual de la población, reconociendo el rol de las iglesias e instituciones religiosas como colaboradoras del Estado en la promoción del desarrollo espiritual de los chilenos.

Establecer principio de no discriminación por género. Los hombres y mujeres deben ser tratados igualmente por el ordenamiento jurídico y eso debe ser emanar de un mandato constitucional.

Se incorpore el principio de probidad de la gestión pública dentro de las bases de la institucionalidad.

Se incorpore la obligación estatal de preservar el medioambiente y el ecosistema, como elementos inherentes al bien común.

Se garantice el derecho a la educación especial para los estudiantes con necesidades educativas especiales. Que se establezca un mandato al legislador para dictar una ley general q regule y garantice la provisión de educación especial en Chile.

Se asegure una educación pluralista, moderna, de provisión mixta, debidamente financiada. Se establezca la subvención escolar como un derecho de todos los estudiantes de Chile que estén matriculados en una institución habilitada para recibirla.

Se prohíba la integración vertical y los monopolios en instituciones ligadas a la Salud.

Se establezca el derecho a la vivienda digna y a vivir en barrios integrados y con equipamiento adecuado.

Se prohíba y sancione eficazmente el abuso del derecho, en particular en materia de propiedad.

Se avance en descentralización, dando mayor poder y autonomía a las regiones.

Se permita la autonomía fiscal negativa, facultando a los gobiernos regionales a otorgar franquicias o exenciones tributarias para impulsar y promover el desarrollo regional.

Que se disminuya el número de parlamentarios y se fijen pisos mínimos de votación para acceder a un escaño y que la elección parlamentaria coincida con la segunda vuelta presidencial.

Se permita la autonomía fiscal negativa, facultando a los gobiernos regionales a otorgar franquicias o exenciones tributarias para impulsar y promover el desarrollo regional.

Se permita la iniciativa popular de ley, bajo un número significativo de firmas del padrón electoral.

Que se mantenga la autonomía y el carácter técnico del Banco Central.

Mas allá el royalty, generar un nuevo trato entre las mineras y las zonas donde están ubicadas

Que las instituciones que administren los fondos de pensiones no persigan fin de lucro.

Que las unidades vecinales y/o juntas de vecinos tengan líneas de financiamiento directo en los presupuestos comunales, sin que ello dependa de la voluntad del alcalde de turno.